jueves, 6 de julio de 2017

New York, New York


North Cove Yacht Harbor, NY
"Dicen que cuando en Nueva York son las tres de la tarde, en Europa son las nueve de diez años antes. Es posible",  Historias de Nueva York de Enric González. Un imprescindible antes de viajar a la ciudad de los rascacielos.

Nueva York es una ciudad frenética, con dimensiones por encima de lo humano. Dónde hay que mirar a los edificios de lejos, por lo menos a un par de Avenidas de distancia. 

A mi me encanta. Nueva York es una buena ciudad para sentirse vivo y palpitante. Aunque no sé si podría vivir por mucho tiempo a ese ritmo delirante. 

El Rockefeller Center no cabe en la foto. 


Desde el Yacht Harbour, la estatua de la libertad.
Pasando por el barrio judio de NY.

El Empire State.
 Justo cuando llegamos se celebraba el Orgullo Gay en la Gran Manzana, la ciudad estaba totalmente colapsada y vestida de arcoiris multicolor.

Times Square durante el Orgullo.

La bailarina de Rockefeller Center.
 En el lugar dónde tradicionalmente se expone el árbol de Rockefeller Center, hay ahora una enorme bailarina de 14 metros de escultura hinchable obra del famoso artista Jeff Koons.

High Lane por las antiguas vías del ferrocarril.
 High Lane es un bonito paseo muy verde y ambientado, que recupera las antiguas vías del ferrocarril.

Chelsey Market, en un antiguo Matadero rehabilitado.

New York´s Style. 

Good Night Empire State!
Hasta pronto NY!!


Junio 2017 

miércoles, 5 de julio de 2017

La paloma de la paz de Calatrava


La Paloma. Calatrava, 2016
Con motivo de la Summer Fancy Food aterricé de nuevo en Nueva York. La ciudad que no duerme, la ciudad en la que se vive intensamente. 

Aprovechamos para conocer la paloma blanca que ha construido Santiago Calatrava en el espacio en el que derrumbaron las Torres Gemelas aquél fatídico 11S de 2001. 

La primera vez que fui a Nueva York allá por el año 2005 había un enorme socavón en el lugar y ya se hablaba que se había encargado al español Calatrava dotar de renacida vida ese sitio. 

Con siete años de retraso y un coste de 3.900 millones de dólares se inauguró el año pasado esta estación multimodal y el centro comercial adyacente, albergados en la ya famosa paloma, que se ha convertido en un nuevo icono del Sur de Manhattan.

Al lado del edificio está el Monumento Conmemorativo de las víctimas del 11 S: una fuente enorme al aire libre dónde se han inscrito los nombres de las casi 3.000 personas que murieron en la brutal masacre. También hay un museo que cuesta 24 dólares la entrada.


La Paloma y al fondo la torre del Nuevo One World Center. 


La torre del nuevo One World Center se ha convertido en la más alta de NY, por encima del Empire State.



La fuente conmemorativa de las víctimas del 11 S.

25 Junio 2017

Milán y su duomo


Milán me gustó mucho, es una ciudad llena de vida y con muchas tiendas y restaurantes muy bien puestos.

Muy recomendable tomarse un Aperol Spritz en cualquier terracita que se precie, por ejemplo, la Terraza Aperol de enfrente del duomo.

El duomo de Milán, imponente.

miércoles, 28 de junio de 2017

Suiza y Heidiland

El lago Léman.
Cerca de Heidiland

Resulta imposible viajar a Suiza y no recordar a Heidi y a su abuelo a cada momento. Viendo las altas cumbres nevadas y la frondosidad de las praderas.

Como acostumbro, viajé a Suiza con apretada agenda, pero tras los escasos días que estuve allí me fui con un buen sabor de boca y con muchas ganas de volver a descansar.


Zurich de noche.
Cuando llegué a Zurich me esperaba una gran ciudad, de rascacielos y grandes avenidas y resulta que se parece más a un pueblecito que a todo eso.

Me gustó también ver el Principado de Liechtenstein, de nombre impronunciable y diminuta dimensión.

Lo mejor de mi tour por Europa fue pasar el fin de semana con Diego y Sandra, días antes de que naciera la pequeña Helena en Neuchatel. Justamente se celebraba por aquellos días, unas jornadas de puertas abiertas de las bodegas de la zona. Y allá fuimos.

En una de las bodegas de Colombier. 
La Bahía de Neuchatel. 

En las bodegas de Chambeau, en  Colombier. 
En el Castillo de Colombier.

Fondue para cenar. ¡Qué rico!


Me encantó también la ciudad de Lausanne, en la que otro día tengo que ir a visita a mi amiga Julie.



A un lado Francia al otro Suiza, en medio el lago  Léman. 

Desde Suiza cogí el tren para cruzar los alpes y llegar a Milán. La pena es que tenía tanto sueño que no disfrute mucho del paisaje. 


Pasando por el lago Lugano. 

miércoles, 3 de mayo de 2017

Viena, la ciudad de Sissi



Viena me recordó mucho a las tardes de domingo en casa de mi tia Mame.

En su casa siempre veíamos películas de época o musicales, y la de Sissi emperatriz era una de las preferidas de mis hermanas.

Los grandes palacios, los trajes y los bailes recreaban una vida de Sissi, que al parecer dista mucho de la realidad. Hace poco mi amiga Beatriz me regaló el libro: Elisabeth de Austria - Hungría de Ángeles Caso. Y así conocí a una emperatriz mucho más auténtica. Sissi amaba los temporales en el mar y cuenta que se ataba al mástil para vivir la tormenta. Se tatuó un ancla como los marineros. Desdeñaba la vida de palacio y a toda la corte, al papa y a los militares. Le encantaba viajar.

Paseando por Viena mientras trataba de vender jamón por restaurantes y tiendas, pude disfrutar de una Viena cosmopolita, histórica y aún palaciega.

Estas son algunas instantáneas de una visita muy rápida por la ciudad de Sissi a pie.

Palacio Hofburg

Café Central, Viena.
 No me dio tiempo ni de probar la auténtica tarta de sacher , del mítico hotel que lleva su nombre. Es una excusa perfecta para volver pronto de vacaciones.

Paseando por la ciudad.

Uno de los semáforos gays de la ciudad. Me encantan.
Me hizo mucha gracia este cartel que bromea sobre esta forma de hacer turismo, recreando cada lugar con grandes anécdotas. 


Viaje Viena 2-3 Mayo 2017

lunes, 10 de abril de 2017

Los arribes del Duero



Los Arribes del Duero 

El Duero es el río más importante de Castilla, frontera natural con Portugal. Hoy convertido en símbolo de unión entre los pueblos. 

Sólo el viaje hasta el embarcadero de Vilvestre ya merece la pena. Luego el paseo dura una hora y media en barco. En una barcaza vieja con mucha solera, tipo Vaporcito, se surca el calmo río y se observan numerosas especies, como alimoche y águilas en el cielo y algunos jabalis entre las retamas. Nos hubiera gustado ver alguna nutria, pero en esta mañana soleada no asomaron sus cabezas.

Para comer después de la excursión, el restaurante Rollo tiene un menú buenísimo a módico precio.  Y para comprar el billete de la excursión en barco se puede hacer aquí

Me encantó este poema sobre los Arribes que me encontré en Internet.

Llegar a Portugal es un paseo de un poco más de una hora desde aquí cruzando por la presa del pantano de Saucelle. Freixó da Espada a Cinta es uno de los primeros pueblos portugueses. Freixó encierra mucha historia y un ejemplo de pacifismo, ya que destruyeron su Castillo piedra a piedra para que no les atacara el vecino ejército español. Del Castillo sólo queda una de las torres, que ahora es el campanario de la iglesia manuelina


martes, 14 de marzo de 2017

Tokyo y algunos ratitos libres


Es increíble lo que les gusta el jamón a los japoneses y lo que saben del producto. Algunas preguntas que nos hacían fueron : ¿Qué come el cerdo entre montaneras?, ¿Qué tipo de bellota es mejor de encina o de roble?, etc...

Arturo Sánchez presentando su jamón en Japón.
Obviamente viajar a una ciudad trabajando, no es comparable a hacerlo viajando sin más, dónde realmente puedes visitarla a tu antojo.

Sin embargo, siempre se buscan ratitos para disfrutar de las sorpresas que depara un país tan lejano y tan diferente.

La idea y la vuelta a la feria Foodex nos dejaba bonitos paisajes de la Bahía de Tokyo desde el autobus.

Rainbow Bridge sobre la Bahía de Tokyo. 
Paseando de noche por Shibuya le cogimos le pulso al centro de la ciudad, es como el "Callao" de Tokyo. El cruce peatonal de Shibuya es el más grande del mundo.

El famoso cruce de Shibuya con algunos exportadores españoles


En Foodex éramos casi 200 stands de España, quiere decir, que la gastronomía española gusta por el país nipón.

Sin duda, de los grandes atractivos del viajar a Japón para mi es la comida.


Sashimi de pescado. 

Raíces de loto. 
 Desde el buffet de desayuno del hotel New Otani se puede contemplar un precioso y cuidado jardín japonés.


El jardín japonés del desayuno. 
Paseando por Tokyo en Bicicleta. 



domingo, 12 de marzo de 2017

Japón y año nuevo, vida nueva



Dicen los expertos que de vez en cuando hay que salir de la zona de confort.
Pues empecé el año cambiando de trabajo, cambiando de ciudad. Y con un proyecto muy ilusionante entre manos: ser la directora de exportaciones de Jamones Arturo Sánchez.  

El primer viaje con mi nuevo empleo fue Japón, mi destino preferido de Asia. Ahora viajaré también por Europa y América, así que tendré nuevos paisajes que compartir.
Nos dio tiempo de escaparnos un momento al santuario sintoista Meiji. La religión sintoista es la nativa en Japón, se basa en la adoración de kami o espíritus de la naturaleza. No resulta extraño así, que el santuario esté escondido en un frondoso parque de árboles gigantes. 
 
El camino principal se inicia con un Tori, una puerta de cedro de una decena de metros de altura.
Por el parque hay hasta un pequeño arrollo. 

Unos barriles de sake donados al santuario. También había unos toneles de vino francés. 

Creo que son los rezos y plegarias de los fieles. 


 El primer día que llegué después de más de veinte horas de vuelo y otras tantas de sueño :) tenía jet lag y salí a correr temprano.

Me encontré con un pequeño templo budista, cercano al hotel. Es el Templo de Toyokawa Inari Tokyo Betsuin. Me pareció una forma revitalizante de empezar el día.

Templo de Toyokawa Inari 


En la esquina del templo un árbol florecido, creo que no es un cerezo. 


Más plegarias en láminas de madera. 

Quizás algunas oraciones... 

Tokyo del 6 al 10 de marzo 2017

martes, 14 de febrero de 2017

París, je t'aime



Dice Marguerite Duras, en su genial libro "Hiroshima, mom amour": ¿Cómo iba yo a imaginarme que esta ciudad estuviera hecha a la medida del amor?

Me resonaba insistentemente esta frase en la cabeza paseando por París.

En la Torre Eiffel

 Basilique du Sacré - Coeur

Flamencos al atardecer

La Ópera de París Charles Garnier


El Grand Palais París

Como siempre ir a casa de una amiga, que ya es medio española medio francesa, hace que la ciudad sea aún más bonita.  Sobre todo, si te preparan suculentos platos de delicatessen francesa y thai para cenar. Lorena & Math os queremos. ¡Y amenazamos con volver!